Cargando…

Beneficios de una buena nutrición en el deporte

La alimentación en los deportistas es muy importante ya que el rendimiento físico puede verse afectado si la cantidad de alimentos ingeridos o el momento de consumo (es decir antes o después de realizar un entrenamiento o competencia) no son los adecuados.


Para diseñar una correcta pauta de alimentación en los deportistas se deben tener en cuenta la edad, el género, la estatura, el peso actual y la práctica deportiva para así poder hallar la energía necesaria y los aportes de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales necesarios. Un desbalance en alguno de estos, no solo compromete el rendimiento en la práctica deportiva, sino el estado de salud del deportista (Aritz Urdampilleta, 2015).

Uno de los principales alcances de la alimentación diaria en los deportistas es brindarles el combustible energético y los nutrientes necesarios para optimizar las adaptaciones logradas durante los entrenamientos y poder recuperarse rápidamente entre un esfuerzo y otro.

LA ALIMENTACIÓN ANTES DE LA COMPETENCIA O ENTRETENIMIENTO
 
 
La alimentación previa al entrenamiento o competencia se centra principalmente en cubrir necesidades energéticas, tanto para el día a día como para la actividad a realizar. (Burke, 2010). Es aquella comida ingerida entre una y cuatro horas antes del evento. Su objetivo principal debe ser aportar energía en forma de carbohidratos o azúcares de fácil absorción (como cereales de desayuno con leche descremada, papillas de maíz, pan blanco con mermelada de fruta o miel), idealmente no debe ser una comida rica en grasa, proteína o fibra pues estos no son fáciles de digerir y pueden causar alteraciones gastrointestinales. (Artiz Urdampilleta et al 2014).
 
Además, para lograr mantener un óptimo rendimiento durante el entrenamiento o competencia, la alimentación previa al ejercicio garantiza el mantenimiento energético para el desarrollo fisiológico de todas las actividades del cuerpo. (Burke, 2010).

LA ALIMENTACIÓN DESPUÉS DE LA COMPETENCIA O RECUPERACIÓN
 
 
El aporte de energía y nutrientes posterior a un periodo de entrenamiento o competición es el pilar diferencial entre un deportista con recuperación rápida o aquel con el riesgo de lesionarse o tener un bajo rendimiento en los siguientes eventos. Una buena recuperación post ejercicio debe aportar proteínas de alto valor biológico acompañadas de carbohidratos. (Artiz Urdampilleta et al 2014).
 
Las metas para la recuperación nutricional deben ser individualizadas para cada deportista y cada entrenamiento. Un estudio publicado en 2015 en el Reino Unido propuso que el consumo de leche de vaca aporta carbohidratos y proteínas de alta calidad puesto que la leche de vaca es un recuperador de primera categoría para ejercicios de resistencia y potencia (Penny Rumbold, 2015).
 
Kimberly et al reportó en un estudio publicado en el 2014 que el consumo de leche posterior a la práctica de ejercicio mejoró la respuesta al daño en los tejidos musculares gracias a que el lácteo contiene proteínas de alto valor biológico y rápida absorción y carbohidratos (lactosa). (Kimberly A. Volterman, 2014).

Bibliografía

Aritz Urdampilleta, J. G. (2015). Planificación nutricional y deportiva personalizada. Barcelona: Limencop.

Burke, L. (2010). Nutrición en el deporte. Belconnen: Editorial Medica Panamericana.

Penny Rumbold, E. S. (2015). Milk Consumption Following Exercise Reduces Subsequent Energy Intake in Female Recreational Exercisers. Nutrients , 295- 305.

Kimberly A. Volterman, J. O. (2014). Effects of post-exercise milk consumption on whole body protein balance in youth. Applied Physiology , 1 – 20.

Urdampilleta Aritz (2014) Bases biológicas para el Asesoramiento Nutricional y Deportivo Personalizado, Capítulo 8.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *